Parallax


2019 – 2021

Parallax


2019 – 2021

La creación del cosmos es resultado de la colisión entre objetos – detonando sucesos, formando objetos nuevos y liberándose al espacio en eterna expansión. Cuando observamos el cosmos, buscando comprendernos a nosotros mismos en su infinita profundidad, éste nos devuelve la mirada.

Tomando la forma de una espiral en movimiento, el conocimiento es descrito por Ortega y Gasset como el proceso de excavar hacia la interioridad de las cosas, buscando completar la imposible tarea de traerlas a la luz. Traducir sus cualidades intangibles a un lenguaje concreto nos distancia, imposibilitados para entenderlo tan solo con palabras. Buscamos el significado a oscuras, acariciamos su contorno equilibrando en un acto sentido y razón, tacto y reconocimiento. La intuición nos llega como el destello, en un momento de iluminación y ceguera simultáneas – bien podríamos estar hablando de fotografía.

En óptica y astronomía, el término Parallax se refiere a la desviación angular de la posición aparente de un objeto, la cual depende de la orientación desde la cual se observa el objeto. Las imágenes de este cuerpo de trabajo se construyen sin cámara en el cuarto oscuro como fotogramas. Son creadas por contacto, permitiendo que el contorno de los objetos quede registrado por la luz sobre la superficie del papel fotosensible. El ciclo se repite con la presencia de cada nuevo objeto, creando múltiples capas de tiempo y espacio. La imagen se solariza en el primer baño de químicos lo que provoca una azarosa transformación alquímica. La escala se expande y el objeto se convierte en sí mismo, presentando a la vez un horizonte interior y exterior.

Volvemos al comienzo de la espiral, al punto donde conocimiento y creación son reflejo el uno del otro. La interioridad como tal nos permite afrontar la imposible profundidad de los objetos. Se ejecuta a sí misma y llega como un reflejo íntimo, como una imagen que nos devuelve la mirada, nos toca, nos enfrenta a la inmensidad.
 
 

– Fabiola Menchelli

 
 

Fabiola Menchelli, Ocular, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Ocular, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Acitti, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Acitti, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Eros, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Eros, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Jiku, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Jiku, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Black Whole, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Black Whole, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Motto, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Motto, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Hai, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Hai, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Omoi, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Omoi, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Okami, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Okami, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Yoru, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Yoru, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Solar, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Solar, 2019 – 2021.
Fabiola Menchelli, Eclipse, 2019 - 2021.
Fabiola Menchelli, Eclipse, 2019 – 2021.

 
 
 

Inmensamente agradecida con todas las personas que me apoyaron en la creación de esta obra durante los últimos tres años. Gracias a Alex, Laura y Javier de ProxyCo Gallery. Gracias a FocoLab y a LTI/Lightside por el increíble esfuerzo en producir esta muestra. Gracias a todas las personas que me ayudaron en el estudio en diferentes momentos, Emily Kind, M Prull, Paul McAllister, Carla González Vergara y Darinka Lama. A Priscila Vaneuville, Tere Carter y mi hermosa familia, gracias por estar ahí en los momentos altos pero sobre todo en los bajos. En especial quiero agradecer a todas las brillantes personas que me ayudaron a articular, gracias a Kevin Sweet, Laura Orozco, Beatriz Díaz y mis alumnos.

Este proyecto no sería posible si no fuera por el generoso apoyo del Sistema Nacional de Creadores del Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en México. A todas las personas que hacen ese apoyo posible. Gracias!